domingo, 13 de abril de 2014

Domingo de Ramos

Domingo de Ramos 
Recibieron a Cristo mientras entraba a la ciudad con palmas y ramos en muestra de que era el Mesias 
 Cuando llegaba a Jerusalén para celebrar la pascua, Jesús les pidió a sus discípulos traer un burrito y lo montó. 
Antes de entrar en Jerusalén, la gente tendía sus mantos por el camino y otros cortaban ramas de árboles alfombrando el paso, tal como acostumbraban saludar a los reyes. Los que iban delante y detrás de Jesús gritaban: 
"¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!" Entró a la ciudad de Jerusalén, que era la ciudad más importante y la capital de su nación, y mucha gente, niños y adultos, lo acompañaron y recibieron como a un rey con palmas y ramos gritándole “hosanna” que significa “Viva”. 
La gente de la ciudad preguntaba ¿quién es éste? y les respondían: “Es el profeta Jesús, de Nazaret de Galilea”. 
Esta fue su entrada triunfal. 
 La muchedumbre que lo seguía estaba formada por hombres, mujeres y niños, cada uno con su nombre, su ocupación, sus cosas buenas y malas, y con el mismo interés de seguir a Jesús. Algunas de estas personas habían estado presentes en los milagros de Jesús y habían escuchado sus parábolas. Esto los llevó a alabarlo con palmas en las manos cuando entró en Jerusalén. Fueron muchos los que siguieron a Cristo en este momento de triunfo, pero fueron pocos los que lo acompañaron en su pasión y muerte. 
 Mientras esto sucedía, los sacerdotes judíos buscaban pretextos para meterlo en la cárcel, pues les dio miedo al ver cómo la gente lo amaba cada vez más y como lo habían aclamado al entrar a Jerusalén. 
 ¿Qué significado tiene esto en nuestras vidas? 
 Es una oportunidad para proclamar a Jesús como el rey y centro de nuestras vidas. Debemos parecernos a esa gente de Jerusalén que se entusiasmó por seguir a Cristo. Decir “que viva mi Cristo, que viva mi rey...” 
Es un día en el que le podemos decir a Cristo que nosotros también queremos seguirlo, aunque tengamos que sufrir o morir por Él. 
Que queremos que sea el rey de nuestra vida, de nuestra familia, de nuestra patria y del mundo entero. 
Queremos que sea nuestro amigo en todos los momentos de nuestra vida.


 photo domingoderamos_zpsfa6becdb.jpg

Esperando la Pascua

sábado, 5 de abril de 2014

Cómo se forman los Relámpagos y Truenos

El trueno es el sonido que hace el rayo. 
Es por eso que se sienten los truenos y se ven los rayos al mismo tiempo durante una tormenta de truenos.
Durante la tormenta, miren las nubes. 
Las nubes de tormenta son altas, oscuras y grandes. Dentro de las nubes hay pequeñas partículas de hielo y agua. Cuando las partículas chocan unas contra otras, se produce electricidad en el interior de la nube.
Los rayos son en realidad electricidad. Cuando las nubes se llenan de electricidad debido al choque de las partículas de hielo y agua, esa electricidad se traslada desde la nube hacia la tierra o hacia otra nube. Ese movimiento provoca un destello de luz brillante e irregular. Y ése es el rayo que se ve durante la tormenta.
Los rayos y relámpagos son muy calientes (incluso más que la superficie del sol). El rayo es tan caliente que logra calentar el aire a su alrededor. El aire caliente se expande o se vuelve más grande. Debido a que el rayo es tan caliente, el aire se expande a gran velocidad. El aire caliente empuja contra el aire frío y se producen vibraciones. Esas vibraciones se trasladan a través del aire, rebotando contra las nubes y la tierra hasta que el sonido llega a los oídos. La gran explosión ruidosa producto de las vibraciones se llama trueno.
Nuestros ojos pueden observar la luz más rápido de lo que nuestros oídos alcanzan a escuchar el sonido. Primero vemos el rayo porque la luz se mueve con mucha más velocidad que el sonido, pero el rayo y el trueno en verdad ocurren al mismo tiempo.


Cuenten los segundos entre el destello de luz y el sonido del trueno durante la tormenta. 
Por cada segundo, la tormenta se encuentra más o menos a una milla (1,60 km.) de distancia. 
A medida que la tormenta se acerca, el tiempo entre el destello y el sonido también se acorta.
Cuando la tormenta se aleje el conteo será más elevado.





 photo nssl0116_zps305dfd76.jpg

¿Cómo se forma la lluvia?

¿Cómo se forma la lluvia?
El agua primero se evapora de la superficie de la tierra. 
A medida que asciende por el aire se va enfriando y condensando (Quiere decir que de estado gaseoso pasa a sólido) y así  se forman las nubes. 
Las gotas son tan diminutas que se mantienen "flotando" en el cielo. 
Cuando se van haciendo más grandes, llega un momento que no aguantan el peso y es cuando caen a la tierra en forma de lluvia.
No siempre llegan al suelo. 
Cuando hace calor o encuentran capas o zonas de gran temperatura y la gota no es muy grande, se evapora antes de llegar a la tierra. El ciclo es continuo, del mar a las nubes y de las nubes a los campos, los ríos, los lagos, etc. 
El sol es el motor de este ciclo.
Cuando cae con fuerza e intensidad puede ocasionar serios problemas en tanto en el campo como en la ciudad. Cortes de carretera, de luz, de agua ... destrozos e inundaciones, etc.
Cuando hace mucho frío cae sólida y la llamamos nieve.




 photo imagenesbonitasninasyninos2_zpsbbd8f4f6.jpg

domingo, 30 de marzo de 2014

LA LLUVIA

Una gota de lluvia cayó sobre la calle y una pequeña ranita que andaba por allí le preguntó:
 -De dónde vienes? 
 -Me caí de una nube y pronto caerán muchas más.
 -Qué bueno! –Dijo la rana. 
-Así se formarán charquitos y podré jugar! 
–Y cómo te caíste?- Agrega. 
 -Ayer estábamos arriba de una nube muy alto todas juntas y apretaditas…de pronto…un aire friiiio nos chocó, nos empujó con fuerza y nos caímos!
 -Ah qué suerte tienes que puedes pasear tan alto! 
-Si es fantástico, desde allí podemos ver todo el paisaje. 
 -UH! Qué verdes se pondrán las hojas de las plantas! Y las flores tendrán más color –grita la rana. 
 -Claro! Y en los campos brotarán los sembrados y habrá buenas cosechas! Dijo la gota de lluvia. 
 -Y cuando no caigan más? –preguntó preocupada la rana. 
 -Esperaremos a que asome el sol , así subiremos nuevamente a la nube y nos iremos a regar a otros lugares – responde la gota.
 -Bueno, voy a buscar a mis amigas para jugar en los charquitos y cantaremos un rato- y salió saltando de contenta! 
 Otra gotita había caído sobre el vidrio de una ventana, la carita de un nene llamadoJuan observaba con tristeza las calles mojadas mientras con su pelota en la mano pensaba que no podría ir a jugar…entonces la gotita empezó a resbalarse por el vidrio y le dijo al niño: 
-busca un barquito de papel y ven a jugar en los charquitos, te divertirás mucho!
 En el jardín algunos caracoles aparecieron con la lluvia y una tortuga que estaba dormitando asomó su cabeza y salió caminando despacito…despacito para darse un baño, los pajaritos acurrucados en las ramas de los árboles sacudían sus plumitas mientras esperaban que cese la lluvia para empezar a cantar.
 En la cocina, la abuela Marta hacía unas ricas tortas fritas y el abuelo Mario miraba una película, a su lado su nietita Delfina pintaba dibujitos en un librito para colorear.
 Qué lindos son los días de lluvia! 

Martha Bianchi


   photo NATY-1_zps6e12db97.gif

sábado, 29 de marzo de 2014

Feliz comienzo chicos!!!!

Por fin el lunes los niños y niñas entrarán nuevamente a clases y este suceso que se repite después de cada temporada de vacaciones y que no deja de ser muy, pero muy interesante, en muchos de ellos provoca situaciones de estrés que se manifiestan con miedo, inseguridad o mucha tensión que pueden afectar la salud.

Por ello, en este regreso a clases debemos prepararlos para este momento tan importante para ellos y ellas y tomar en cuenta que los primeros días, siempre son decisivos para su desempeño escolar durante todo el año.
 photo 1_zps994084bd.jpg  
Regresar a la Escuela implica mucha incertidumbre y estrés por varios motivos: 

- Si es la primera vez que van a la escuela, el temor es total, sobre todo por la separación de los padres, la incertidumbre de un “supuesto abandono”, el desconocimiento de lo que es un sistema educativo, el conocer a un maestro o maestra que quién sabe cómo será y el enfrentamiento con muchos otros niños y niñas desconocidos no es nada fácil de enfrentar.
- Si regresan a nuevo ciclo escolar, el conocer al nuevo maestro o maestra y pensar en cómo será su relación con ellos y el extrañamiento del profesor anterior (aunque la relación no haya sido del todo buena).
- Si es después de un periodo vacacional intermedio, la incertidumbre y a veces el temor o la alegría de pensar que todo seguirá como antes dependiendo de cómo haya sido anteriormente. 
- El reencuentro con los amigos queridos, pero también con los compañeros que no caen bien o peor aún con los que se tuvo algún pleito durante el año anterior.
- La emoción de estrenar mochilas, uniformes, libros y todo tipo de útiles escolares que se presumirán a los demás.
- El temor a la disciplina que de alguna forma se rompe durante las vacaciones y que acarrea presiones a todos los familiares.
- La frecuente aversión a las tareas escolares.
- Experiencias previas no gratas en la escuela o con pasados maestros o compañeros.
- La presión en la escuela, la casa, las clases especiales y el control del tiempo minuto a minuto.
 photo 2_zps828ea9f4.jpg Es importante comprender que las vacaciones han permitido el cambio de ciertos hábitos, tanto alimenticios como del sueño, así como en la disciplina y los horarios, por lo que es necesario que se vayan ajustando poco a poco, antes del tan ansiado y a la ves tan temido día de regreso a clases.

Y para que todo marche bien, sugerimos lo siguiente:
- Platicar con ellos sobre la importancia del regreso a la escuela y determinar con ellos lo que se espera de este año y cómo piensan lograrlo.
-Plantear el regreso a clases como algo positivo y muy importante.
- Escuchar sus temores, dudas, intereses y expectativas con mucha atención y orientarlas respetuosamente en todo momento.
- Establecer y respetar los horarios para levantarse, dormirse, alimentarse, tomar clases especiales, hacer tareas y jugar o entretenerse.
- Responsabilizarlos sobre el cuidado de sus útiles escolares, el arreglo diario de sus uniformes o ropa de escuela, así como de la solución de sus tareas escolares para evitar el desorden que es causante muchos problemas y tensiones familiares.
- Supervisar bien su desayuno que es el principal alimento que les permitirá concentrarse y aprender bien durante toda la mañana. Con frecuencia es importante incluir un complemento alimenticio para el recreo, para que no les falten todas las vitaminas y minerales esenciales para su adecuado crecimiento y desarrollo.
- Estar pendientes de todos los cambios posibles de conducta o actitud que puedan ser manifestaciones de algún problema no resuelto en la escuela o en su vida personal. Tener el cuenta que los problemas para ellos son tan grandes e importantes, como lo son los nuestros.
- Tener todo listo para que las prisas no sean otro motivo de estrés, salir a tiempo para evitar el tráfico y mostrarse contentos en todo momento.


 photo 3_zps04aa0613.jpg Pero también durante el año escolar hay que vigilar conductas que nos pueden indicar que los niños y niñas no se encuentran bien en la escuela, como:
- Llorar todos los días al entrar a ella.
- Orinarse cuando ya han logrado controlar este reflejo.Br> - Simular o presentar dolor de estómago, cabeza, náuseas y otros todos los días.
- Sentirlos desmotivados y tristes cada vez que salen de la escuela.
- Quejarse continuamente ante los padres sobre la conducta de maestros o compañeros.
- Presentar algún signo de violencia o golpe.
- Detectar baja de calificaciones sin motivo aparente.

Ante estas señales es importante:
- Escuchar a los niños y niñas, atender a sus quejas y darles credibilidad hasta que se demuestre lo contrario.
- Hablar con maestros y directores y comentar los cambios de conducta inesperados.
- Denunciar cualquier hecho de violencia.
- Ayudarlos y orientarlos en sus requerimientos.
- Comentar con los maestros si se piensa que las tareas son excesivas.
- Estimularlos y felicitarlos ante sus éxitos y orientar sus fracasos y errores para que aprendan de ellos.

Hay que recordar que serán muchos los años que los niños estarán en la escuela y que esa debe ser una etapa de aprendizaje saludable y placentero y no de angustia y temor.

Fuente: Cuide su Salud con la Dra. Diane Pérez



martes, 25 de marzo de 2014

La familia polillal

La polilla come lana 
de la noche a la mañana. 
Muerde y come, come y muerde 
lana roja, lana verde. 

 Sentadita en el ropero 
con su plato y su babero, 
come lana de color 
con cuchillo y tenedor. 

 Sus hijitos comilones 
tienen cuna de botones. 
Su marido, don Polillo,
balconea en un bolsillo.

   photo polilla1_zps40ed9d2f.jpg

 De repente se avecina 
la señora Naftalina. 
Muy oronda la verán, 
toda envuelta en celofán. 

 La familia polillal 
la espía por un ojal, 
y le apunta con la aguja 
a la Naftalina bruja.


   photo polilla2_zpsf67c4e1e.jpg

 Pero don Polillo ordena:
 –No la maten, me da pena; 
vámonos a otros roperos 
a llenarlos de agujeros. 

 Y se van todos de viaje 
con muchísimo equipaje: 
las hilachas de una blusa 
y un paquete de pelusa. 

María Elna Walsh


   photo polilla3_zpsa71b80f6.jpg