jueves, 24 de abril de 2014

El origen del cacao

Esta historia la leerás y comentarás con tus papás o con una persona mayor, para que te ayuden a entender.
Para hacer chocolate necesitamos cacao.
En la mitología   prehispánica de México existían dos dioses vinculados al cacao:
Quetzalcóatl, de origen azteca, y Ek-Chuah, de origen maya.

Prehispánica(pre significa antes, prehispánica, quiere decir antes de que llegaran los españoles)

  Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic



 - Quetzalcóatl regaló el árbol del cacao a los hombres como recompensa por el amor y la fidelidad de su esposa, que sacrificó su vida para no desvelar el lugar en el que estaba escondido el tesoro de la ciudad, que le había sido confiado por su esposo.

Cuenta la leyenda que la sangre de esta princesa fertilizó la tierra y allí nació el árbol del cacao, de nombre cacahuaquahitl. Su fruto era amargo, como el sufrimiento que había padecido la princesa; fuerte, como había sido ella ante la adversidad, y oscuro, como la sangre derramada. Image and video hosting by TinyPic

 - Quetzalcóatl, representado como la serpiente emplumada, era el dios bondadoso que enseñó a los hombres las artes de la agricultura, la astronomía, la medicina y las artes plásticas.
Es el rey sagrado de los toltecas, pueblo que precedió a los aztecas en la historia de Centroamérica.
El dominio azteca supuso la sumisión de los toltecas, olmeyas y de todas las poblaciones que componían el inmenso imperio de los adoradores del Sol y de Quetzalcóatl.
Según la tradición, este último había desembarcado en México, en la costa de Veracruz, desde donde pasó más tarde a Tula y Chobula. Quetzalcóatl era austero, odiaba la guerra y se oponía a los sacrificios. Todo lo contrario que su oponente quetzalcoatl1Tezcatlipoca, el mago negro que consiguió desterrarlo y aprovechó su ausencia para asesinar a su esposa.
 Quetzalcóatl juró regresar en el año del calendario azteca 1519, que coincidió con la aparición de los primeros colonizadores españoles, motivo por el que Hernán Cortés fue confundido con el propio dios, pues era corpulento, de ancha frente, ojos grandes, cabello largo, barba poblada y piel blanca, semejante a Quetzalcóatl. Así, el marino español fue obsequiado a su llegada con un gran vaso de oro con cacao líquido.
Image and video hosting by TinyPic

 - Cuenta la leyenda que Quetzalcóatl descendió un día con los toltecas haciéndoles algunos hermosos regalos los hizo dueños del maíz el frijol y de la yuca con los cuales pudieron estar bien alimentados y emplearon sus horas en estudiar y se convirtieron en grandes arquitectos, magníficos escultores y finos trabajadores de la artesanía y como los amaba tanto decidió darles un planta que había robado a los dioses que eran sus hermanos de la cual sacaban una bebida que era solo digna de ellos Quetzalcóatl Sustrajo el pequeño arbusto de hojas rojas y la plantó en los campos de tula y pidió al dios Tlaloc que la alimentara con la lluvia y a Xochiquetzal que la adornara con sus flores con el tiempo este sagrado arbusto dio frutos y los enseño a recogerlos tostarlos y a molerlos y a batirlo con agua en las jícaras obteniendo así el CHOCOLATE el cual solo era para los sacerdotes y los nobles convirtiéndose así en una bebida sagrada y posterior mente de todo el pueblo, convirtiéndose así los toltecas en ricos y constructores y artistas lo cual despertó la envidia de los dioses y su furia al saber que estaban tomando una bebida solo destinada para ellos jurando venganza contra Quetzalcóatl y después contra los toltecas así pues un día uno de los dioses disfrazado de mercader le ofreció un bebida llamada tlachihuitli (pulque) con la cual le prometió olvidaría todas sus penas la bebió y se embriago profundamente actuando de una manera deshonrosa delante del pueblo, ala mañana siguiente despertó con dolor de cabeza y con gran vergüenza se dio cuenta de la deshonra que habían preparado los dioses en su contra y fue tanta su vergüenza que decidió marcharse para siempre. A su partida llorando se dio cuenta que todas las plantas del cacao se habían secado convirtiéndose en huisaches , una cacao_2_01ves estando en neonalco ( ahora tabasco) arrojo unas ultimas semillas de cacao que florecieron bajo su mano y subsisten hasta nuestros días.

Image and video hosting by TinyPic

- Regalo de Quetzalcóatl a los niños del sol “El dios de la Luna y de los Vientos, Quetzalcóatl, descendió a la Tierra para enseñar a hombres la ciencia, las artes y para darles una planta valiosa que él había robado de sus hermanos los dioses: el queachahuatl, el árbol del cacao.

  Image and video hosting by TinyPic


 Estos dioses hermanos tomaron venganza en Quetzacóatl avergonzándole delante de los hombres para forzarlo a abandonar a la los hombres y regresar a su tierra de luz. Por lo tanto el cacao solamente prospera en tierras lejanas, los lugares en donde Quetzalcóatl pasó sus últimas horas.” - Según cuenta otra leyenda azteca, el Dios Quetzacoatl era el jardinero del paraíso y allí cultivaba el cacahuaquahilt, que a su vez era el árbol que brindaba el vigor y la fortuna. De sus semillas se podía hacer el chocolate que era una bebida reservada a los príncipes. Como los aztecas no conocían el azúcar, según dice esa misma leyenda, preparaban el chocolate con el pimiento conocido como chili. Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Por qué regalamos huevos de Pascua...

La tradición de los huevos, muy arraigada en Estados Unidos, el centro de Europa e Inglaterra, empezó debido a que los cristianos católicos que seguían el ayuno de la Cuaresma, no podían comer, entre otras cosas, huevos ni productos lácteos. 
 Los seguidores de esta tradición guardaban los huevos, y para mantenerlos frescos los bañaban con una fina capa de cera líquida. 
 Una vez terminada la Cuaresma, se reunían delante de la iglesia de su ciudad, y los regalaban. Con el tiempo, la iglesia católica fue cambiando las tradiciones, y hoy solamente recomienda la abstinencia de carne los viernes de la Semana Santa. 
 Sin embargo, la tradición de regalar huevos el domingo de Pascua siguió y de hecho continúa en muchos países del mundo. 
 La única diferencia es que antes se pintaban y decoraban huevos de gallina y de pavo para regalar en pequeñas cestas. 
 En cambio, hoy aunque se siguen regalando huevos de gallina en muchos países, desde principios del siglo XIX se regalan también los huevos de chocolate, los preferidos por los niños, claro. 
 En cuanto al conejo de Pascua aún no queda claro si fue una invención de las chocolaterías o si de hecho, se trata de una antigua leyenda en la cual un conejo se encontraba en el santo sepulcro. Desde entonces, cuenta la leyenda, el conejo sale cada Domingo de Pascua a dejar huevos de colores en todas las casas para recordarle al mundo que Jesús resucitó y hay que vivir alegres.

 photo CHALLEPASCUA2014_zpsaf2f4535.png

sábado, 19 de abril de 2014

Felices Pascuas chicos!!!

Queridos chicos quiero desearles de corazón a ustedes y a sus papis una muy Feliz Pascua.
Abracen mucho a sus papás y hermanos y pásenlo genial!!!
Naty

 photo REgaloFELICESPASCUAS_zps37e2e3a3.png


Cuatro juegos para niños que no pueden faltar en Pascua

La Pascua es un momento de reflexión religiosa, pero también una de las tradiciones familiares más bellas para los niños, salpicada con toda la alegría de recibir huevitos de los papás,  de los tíos y abuelos.
  Te recomiendo 5 juegos para niños que no pueden faltar:
1.- Búsqueda del tesoro. Se trata de esconder  huevos de Pascua pero dejar a los niños pistas sencillas para que puedan encontrarlos. Los premios pueden ser los mismos huevos o alguna golosina. ¡Será una verdadera aventura!

  2.- El huevo en la cuchara. Organiza juegos de carreras de relevos, los niños deberán correr o caminar de prisa sosteniendo una cuchara con un huevo encima y pasar el huevo luego a otro compañero con una cuchara a mitad del camino. Gana quien llegue primero sin tirar el huevo. ¿Se atreven?

  3.- Mete el pollito en el huevo. Hacés con una cartulina colorida un huevo de gran tamaño y colócalo en una superficie como un árbol o una pared en el exterior. Dibujá y recortá también pequeños varios pollitos de unos 12 centímetros y colocales cinta adhesiva en la parte trasera. Entrega a un niño un pollito, vendale los ojos y dale vueltas. Los asistentes deben guiar al niño a que ponga el pollo dentro de la superficie del huevo. Ganan quienes hayan metido al pollito en el huevo.

  4.- Carrera de obstáculos. Utiliza sillas, almohadones y hasta macetas para inventar una carrera de obstáculos para los niños. Podés hacerla más complicada obligándolos a llevar un huevo o canasta de huevos en la mano. Gana el que logre llegar a la meta en menos tiempo y con todos los huevos. Ahora sí, disfruta de esta Pascua conviviendo con tu familia de manera divertida.

 photo FelicesPascuas-1_zps8476e66e.jpg

Semana Santa para niños

La Semana Santa es una especial celebración de los cristianos; es el pasaje más importante de la vida de Jesús. A menudo, los padres esperan que en las clases de la escuela se les explique el significado de la Semana Santa a los niños, ya que no saben cómo contarles esta historia. 
 La pasión, muerte y resurrección de Jesucristo es una historia que cuenta con un panorama cruel que muchas veces no sabemos explicar pero también está lleno de nobleza.
 Por ello, te ayudaremos con algunos consejos para explicar y encontrarle un significado de la Semana Santa para los niños. 
 No hace falta tener grandes conocimientos en este tema, ni ser un experto en religión para explicarlo. ¡Eso sí! Hay que tener mucha paciencia y tacto con los más pequeños para encontrar la mejor manera de abordar el tema.


 photo A_zps095d9e44.jpg 


 Jesús en la cruz Los amigos de Jesús se sentían tristes de haber perdido un buen hombre, amable, generoso y piadoso. Alguien que había sanado enfermos, había hecho ver a los ciegos y revivido a personas de entre los muertos, un verdadero hijo de Dios. 
¿Por qué había tenido que morir? Cuando el sol se escondía, José, uno de los amigos de Jesús, se dio cuenta que él ya no respiraba más. Que había muerto. Entonces pidió apresuradamente que le permitieran sacarlo de la cruz para enterrarlo y cuando aceptaron su petición, junto a Nicodemo le pusieron ropa limpia y lo llevaron a su tumba. 
 Al día siguiente, los fariseos, temiendo que Jesús escapara luego de resucitar, colocaron una piedra gigante en la entrada de la tumba. Y es que recordaron lo que el hijo de Dios les había dicho: “Al tercer día resucitaré de entre los muertos”.

 photo B_zps0021f1c9.jpg 

 Jesús resucitó y está vivo Antes del amanecer, un ángel bajó del cielo y movió la gran piedra que se encontraba en la entrada del sepulcro. 
La dejó varios metros alejada y se sentó sobre ella. Poco después llegó María junto a otras mujeres para visitar la tumba de su hijo. No sabían cómo entraría por la gran roca que se encontraba en la entrada, pero cuando llegaron fueron sorprendidas por el ángel, quien había movido la piedra del lugar. El ángel les dijo: “No tengan miedo, sé que han venido a ver a Jesús pero él no está aquí porque ha resucitado como lo había dicho”. 
 Las mujeres entraron y efectivamente, Jesús no se encontraba allí. Había resucitado, ¡estaba vivo! Entonces, el ángel les aseguró que lo verían en Galilea, que se dirijan hacia allá. María y sus acompañantes corrieron de prisa y al darle la buena nueva a Pedro, él fue hasta el sepulcro y comprobó lo que le habían anunciado. Jesús se presenta ante sus amigos Dos amigos de Jesús se encontraban en una aldea llamada Emaús, y caminaban cuando un hombre se les unió. 
Uno de ellos empezó a contar que en el sepulcro de Jesús no había nadie pero aún no se habían dado cuenta que estaban hablando con él. Luego lo invitaron a comer y cuando Jesús repartió el pan, ambos se dieron cuenta que habían estado todo el tiempo con el hijo de Dios. Sin embargo, él desapareció. Cuando regresaron a Jerusalén le contaron a los demás discípulos lo que les había ocurrido y mientras lo hacían Jesús apareció nuevamente. 
 Al inicio tuvieron miedo, pensaban que era un fantasma pero al ver la marca de los clavos en sus pies y manos supieron que Jesús había resucitado de entre los muertos. ¡Jesús estaba vivo! 

http://entrepadres.imujer.com/

domingo, 13 de abril de 2014

Domingo de Ramos

Domingo de Ramos 
Recibieron a Cristo mientras entraba a la ciudad con palmas y ramos en muestra de que era el Mesias 
 Cuando llegaba a Jerusalén para celebrar la pascua, Jesús les pidió a sus discípulos traer un burrito y lo montó. 
Antes de entrar en Jerusalén, la gente tendía sus mantos por el camino y otros cortaban ramas de árboles alfombrando el paso, tal como acostumbraban saludar a los reyes. Los que iban delante y detrás de Jesús gritaban: 
"¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!" Entró a la ciudad de Jerusalén, que era la ciudad más importante y la capital de su nación, y mucha gente, niños y adultos, lo acompañaron y recibieron como a un rey con palmas y ramos gritándole “hosanna” que significa “Viva”. 
La gente de la ciudad preguntaba ¿quién es éste? y les respondían: “Es el profeta Jesús, de Nazaret de Galilea”. 
Esta fue su entrada triunfal. 
 La muchedumbre que lo seguía estaba formada por hombres, mujeres y niños, cada uno con su nombre, su ocupación, sus cosas buenas y malas, y con el mismo interés de seguir a Jesús. Algunas de estas personas habían estado presentes en los milagros de Jesús y habían escuchado sus parábolas. Esto los llevó a alabarlo con palmas en las manos cuando entró en Jerusalén. Fueron muchos los que siguieron a Cristo en este momento de triunfo, pero fueron pocos los que lo acompañaron en su pasión y muerte. 
 Mientras esto sucedía, los sacerdotes judíos buscaban pretextos para meterlo en la cárcel, pues les dio miedo al ver cómo la gente lo amaba cada vez más y como lo habían aclamado al entrar a Jerusalén. 
 ¿Qué significado tiene esto en nuestras vidas? 
 Es una oportunidad para proclamar a Jesús como el rey y centro de nuestras vidas. Debemos parecernos a esa gente de Jerusalén que se entusiasmó por seguir a Cristo. Decir “que viva mi Cristo, que viva mi rey...” 
Es un día en el que le podemos decir a Cristo que nosotros también queremos seguirlo, aunque tengamos que sufrir o morir por Él. 
Que queremos que sea el rey de nuestra vida, de nuestra familia, de nuestra patria y del mundo entero. 
Queremos que sea nuestro amigo en todos los momentos de nuestra vida.


 photo domingoderamos_zpsfa6becdb.jpg

Esperando la Pascua